Eyaculación precoz. Las causas y el tratamiento

¿Qué es la Eyaculación Precoz?

marco-cosentino-eyaculacion-precozMuchas personas en el mundo eyaculan en tiempos muy breves y esto puede provocar relaciones sexuales no satisfactorias con la pareja, dificultades entre la pareja y frustración personal. Este cuadro médico se define como eyaculación precoz o eyaculación prematura.

En términos de tiempos, los últimos estudios sobre la Eyaculación Precoz o Eyaculación Prematura especifican que el tiempo estimado de latencia eyaculatoria tras la penetración es alrededor de 1 minuto. La última versión del DSM-5 define la eyaculación precoz como: “Un patrón persistente o recurrente de eyaculación durante el coito en el transcurso del primer minuto aproximadamente tras la penetración vaginal y antes de que el sujeto lo desee; debe estar presente durante por lo menos 6 meses y ocurrir en todas o casi todas las ocasiones (75-100%) y debe causar una aflicción clínicamente significativa al sujeto”.

¿Cuáles son las causas de la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz o prematura suele etiquetarse como la disfunción sexual más frecuente en varones pero su verdadera incidencia en la población general es muy difícil de identificar. Según los últimos trabajos científicos, la actual incidencia en la población alcanza el 20-30% en los hombres de todas las clases de edad.

Las causas biológicas y psicológicas de la eyaculación precoz

Eyaculacion precoz Dr. Marco CosentinoMientras que en pasado se atribuían sólo causas psicológicas a la eyaculación precoz, en la actualidad las causas identificadas hablan de una patología multifactorial.

Las principales causas identificadas son de tipo biológico y de tipo psicológico.

Causas biológicas de la eyaculación precoz:

  • Factores “nerviosos” de transmisión de la señal
  • Factores hormonales y endocrinológicos

Causas psicológicas

  • Causas individuales: ansiedad, depresión, visión “negativa”
  • Aspectos biográficos o predisponentes: abusos sexuales, experiencias sexuales tempranas o traumáticas o inadecuadas etc
  • Causas de relación interpersonal: disfunción sexual de la pareja, problemas de intimidad emocional etc.

Tratamiento para la eyaculación precoz

La eyaculación precoz recibe tratamiento desde hace “poco” tiempo debido al hecho que inicialmente se entendía únicamente como un problema de control de reflejo eyaculatorio. El conocimiento de la fisiopatología de la eyaculación y de los mecanismos fisiopatologicos implicados en la eyaculación precoz o prematura ha permitido desarrollar fármacos más o menos eficaces en el tratamiento de la misma.

Las 4 familias de fármacos desarrollados para el tratamiento de la eyaculación precoz incluyen:

  • Inhibidores de la fosfodiesterasa-5 (sildenafilo-vardanafilo y tadalafilo)
  • Bloqueadores alfa (terazosina-alfuzosina-silodosina)
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (paroxetina-sertralina-fluoxetina-citalopram)
  • Anestésicos tópicos (lidocaína-prilocaina).

Tipos de fármacos desarrollados para el tratrmiento de la eyaculación temprana:

  1. Fármacos de la familia “a”: son medicamentos útiles para el tratamiento de la disfunción eréctil y su utilización es debido a que se piensa que una erección mas “segura” genera mayor confianza en el paciente pero los estudios realizados al respecto no aportan evidencia suficiente para una indicación médica. Podrían ser de cierta utilidad en pacientes con disfunción eréctil y eyaculación precoz concomitante.
  2. Fármacos de la familia “b”: no hay revisiones ni metaanalisis que permitan una evidencia científica para su recomendación.
  3. Fármacos de la familia “c”: estos son fármacos que se utilizan como antidepresivos, aumentan la cantidad de serotonina disponible a nivel sináptico alargando, así, la latencia eyaculatoria; se utilizan de forma crónica y existen muchas advertencias sobre la correcta utilización, indicaciones y contraindicaciones. Son eficaces y aprobados para el tratamiento de la eyaculación precoz y los efectos adversos secundarios al tratamiento son de grado leve y se reducen con la utilización crónica.
  4. Fármacos de la familia “d”: ya experimentados en la segunda mitad del siglo pasado, su utilización se basa en la supuesta hipersensibilidad del glande como mecanismo desencadenante la eyaculación prematura. Son eficaces, con resultados demostrados y sus ventajas incluyen la evitación de los efectos adversos sistémicos y los escasos efectos locales: hipoestesia del pene (3%), irritación vulvo-vaginal (2-8%), perdida de erección (1-5%); eritema genital (1%).

Last Updated on by Marco Cosentino